NVS

Mayra Pérez Cerón

Empresarios podrán tributar como en 2018 y beneficiarse de las mismas facilidades administrativas.

Se hace vigente que el estímulo fiscal por adquisición de diesel se siga aplicando en pagos provisionales contra ISR propio y retenidos.

Tras negociaciones de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) y la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (CONATRAM) con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se acordó que las empresas transportistas podrán aprovechar los beneficios fiscales conforme lo venían haciendo en 2018.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicó en el Diario Oficial de la Federación las nuevas facilidades administrativas para estos contribuyentes, con lo que el estímulo fiscal por adquisición de diesel se seguirá aplicando en pagos provisionales contra el ISR propio y retenidos, al igual que el estímulo del peaje, aplicable en pagos provisionales contra el ISR propio.

Además, se mantendrán las facilidades administrativas de 7.5% en retención del ISR a operadores, 8% en facilidades de comprobación y 15% en adquisición de combustibles pagados en efectivo.

“Gracias al trabajo en equipo, la intermediación y negociación de los diputados Víctor Manuel Pérez, Presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes; Ricardo Exsome, Presidente de la Comisión de Infraestructura; el diputado del PAN, Juan Carlos Muñoz Márquez; y los diputados de Morena Francisco Javier Borrego, Lucía Flores y Juanita Carrillo, se obtuvieron excelentes resultados a favor de un transporte más eficiente y productivo para nuestro país”, expresó Enrique González, Presidente Nacional de la CANACAR.

Desde 2012, el autotransporte está beneficiado con diversos estímulos que reducen las obligaciones fiscales. No obstante, la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2019 determinaba limitaciones para transportistas de servicio público y privado, las cuales incrementaban en un 80% la carga fiscal de las empresas e impactaron en el flujo de efectivo de las compañías.

Y SAT cambia fórmula fiscal

Sin embargo, en el mismo documento con la resolución de facilidades administrativas, el SAT modificó la fórmula para ingresos y deducciones.

“Los contribuyentes considerarán como ingresos acumulables para los efectos del ISR los estímulos a que hace referencia la presente regla en el momento en que efectivamente lo acrediten”, se lee en la disposición 2.12 del documento publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Lo anterior significa que el acreditamiento del IEPS se considerará acumulable y se obtendrá bajo éste la base gravable. La resolución tiene vigencia desde el 22 de febrero y su efecto es con fecha del 1 de enero.

De acuerdo con Fernando Villarreal, socio de la consultora fiscal LBM México, con este movimiento se busca fiscalizar a todos los contribuyentes que el organismo tenga en el padrón, y la repercusión estará en un menor acreditamiento del IEPS.

Por ejemplo, si el transportista tiene 10 pesos para acreditar de IEPS y registró ingresos de 20 pesos por su actividad de transporte y flete, esos 10 se sumarán a los 20, lo que dará ingresos acumulables de 30 pesos, en lugar de 20. Entonces, a los ingresos acumulables deberá sumarse el IEPS, restar las deducciones del mes y, sobre eso, acreditar el estímulo del diesel.

“Esta regla está diciendo: sí acredita mensualmente el IEPS, pero acumúlalo. La base cambia mucho y el efecto es que será mucho menor el acreditamiento. Lo preocupante es que se considere un ingreso acumulable, lo cual no se había dado así antes. Nunca había sido marcado expresamente en la ley y nadie lo acumulaba”, indicó.

Al respecto, consideró que los transportistas deben acumular el ingreso del estímulo fiscal del IEPS y aplicar las cuotas actualizadas semana por semana.

El SAT considerará acumulable el estímulo del IEPS, lo que, a decir de especialistas, reducirá el beneficio de su acreditamiento.

TyT