NVS

Escasez de operadores: una bomba de tiempo

La inseguridad que aqueja al sector autotransporte se ha convertido en otro de los factores que desincentivan el mercado laboral de operadores. La delincuencia organizada no solo roba mercancías y vehículos, también golpea, agrede y en ocasiones, priva de la libertad, e incluso de la vida, a los conductores.

Esta situación empeora aún más para nuestro país debido a que el mercado norteame­ricano también padece de un importante déficit, por lo que está reclutando operadores mexicanos. De acuerdo con datos de la American Trucking Associations (ATA), en Estados Unidos faltan al menos 50,000 conductores profesionales.

La capacidad de movimiento de carga por autotransporte en nuestro vecino país del norte, se encuentra utilizada casi al 100 por ciento, de acuerdo con la firma de investigación FTR Transportation Intelligence, y sus pronósticos auguran al menos un año más al máximo. Las bajas tasas de desempleo, la inflación controlada y el crecimiento del Producto Interno Bruto de Estados Unidos, mantienen una economía sólida que se refleja en un alto consumo de mercancías y, por lo tanto, en autopistas norteamericanas llenas de tractocamiones.

En México, los altos costos del diesel, el peaje, los seguros y la presión por mante­ner las tarifas de los servicios, también han provocado restricciones en los aumentos de sueldos para los operadores, un factor adicional que debilita al mercado laboral.

Lo anterior coloca al sector autotransporte de nuestro país en una situación crítica. En todas las entrevistas que TyT realiza a transportistas, invariablemente uno de los retos en los que más énfasis hacen es en la escasez de operadores profesionales, a la par que en temas como el robo, la falta o deterioro de infraestructura carretera, la competencia desleal, la corrupción y el pago de permisos de circulación en ciertos municipios.

En este contexto, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), a través de Enrique González Muñoz, su presidente, dio a conocer al equipo de transición de Gobierno, en especial a Carlos Morán Moguel, quien ha sido designado titular de la Subsecretaría de Transporte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Agenda de Competitividad en el Sector Autotransporte de Carga 2030, basada en un estudio que identificó ocho factores que le afectan: la infraestructura, el estado de las unidades, la normatividad, la capacitación, los costos directos, la inseguridad, la unidad organizacional y la interacción con el Gobierno.

En el marco de esta presentación, la CANACAR propuso crear una Fundación que promueva la profesionalización, en especial para resolver el déficit de operadores calificados. Refugio Muñoz López, Vicepresidente del organismo, detalló que un fideicomiso sería la forma de captar fondos destinados específicamente para este fin.

“En México pagamos de los peajes más caros del mundo, y por eso proponemos que de aquí salgan los recursos —que nosotros los transportistas aportamos— para esta fundación: un peso por cada cruce en las autopistas sería destinado para la capacitación de los operadores del autotransporte de carga. Sin duda, sería una acción muy valiosa para atender el tema”, destacó Muñoz López.

Es así como hacemos un respetuoso llamado al Gobierno entrante, para que además de atacar frontalmente la inseguridad en todo el país, atienda este déficit de operadores que hoy es ya una bomba de tiempo.