NVS

Asociación #SoyLogístico y Deloitte México examinaron la situación y retos que ésta enfrenta.

Verónica Hernández Segura

Xavier Ordoñez, Socio Líder de Cadena de Suministro en Consultoría Deloitte México.

Entre el 0 y el 3% de las empresas no buscan tercerizar el transporte.

En un esfuerzo conjunto, ambas agrupaciones reali­zaron la encuesta “Eficien­cia en la Cadena de Suministro”, la cual revela que la optimización del transporte es la estrategia más aplicada por la industria para reducir costos.

Xavier Ordoñez, Socio Líder de Ca­dena de Suministro en Con­sul­toría Deloitte México, explicó que, de los 89 líderes de supply chain encuestados, el 39% ha implementado estrategias en este rubro con altos beneficios. No obstante, en la edición pasada de esta investigación –en 2017– esta respuesta fue referida por el 44% de los participantes.

Respecto a las áreas de oportunidad, el 53% de los participantes consideró que, si bien han establecido iniciativas para optimizar el transporte y reducir costos, aún hay modificaciones que pueden aplicar para mejorar en este renglón.

El estudio señala que las industrias que más se han involucrado en este tema son las de consumo, logística y manufactura. De igual manera fue una prioridad para la reducción de costos entre las empresas pequeñas, medianas y grandes.

Pedro Gómez, Presidente de Asociación #SoyLogístico, detalló que entre las estrategias implementadas está utilizar servicios de transporte consolidado, la intermodalidad y herramientas digitales.

Por otro lado, el estudio también reveló que el traslado de mercancías es el servicio más tercerizado en la cadena de sumi­nistro. El 79% de los encuestados informó que subcontrata el transporte outbound primario –de las plantas a los Cedis–, el 76% lo hace en el inbound –materia prima de ingreso a plantas– y el 69% lo aplica en el outbound secundario –distribución a comercios–.

Al respecto, Xavier Ordoñez reconoció que las empresas concentran sus esfuerzos y capital en desarrollar sus propios productos y áreas comerciales, dejando el traslado de las mercancías a las compañías especializadas en el ramo.

En relación al uso de nuevas tecnologías en este rubro de la cadena de suministro, solo el 12% ha implementado sistemas de ges­tión de transporte (TMS, por sus siglas en inglés) con altos beneficios; en contraste, el 44% no ha recurrido a estas herramientas.

Asimismo, el estudio da a co­nocer que el 49% de las empresas no opera su transporte con sensores (IoT), mientras que el 17% reporta altos beneficios con esta tecnología.

En cuanto al capital humano, la investigación de Deloitte México y #SoyLogístico señala que solo el 3% del personal a cargo del transporte y almacenes en las empresas mexicanas encuestadas tiene estudios de maestría. El 49% cuenta con el grado de licenciatura, 21% carrera técnica, 21% bachillerato y 4% secundaria.

Es importante señalar que en comparación con las otras áreas analizadas –personal de consultoría, gerencial y directivo–, dicho segmento es el que posee el menor grado de estudios.

La segunda edición del estudio “Eficiencia en la Cadena de Su­ministro” tiene el objetivo de brin­dar un panorama sobre la situación y retos que enfrenta ésta en México, aplicado a 89 líderes del ramo que representan a 15 industrias del país.

Entre sus principales hallazgos generales, está el impacto negativo que la inseguridad ha representado para la cadena de suministro, especialmente en las industrias de logística y manufactura.

TyT