NVS

Los datos de este informe anual revelan que el factor humano es la principal causa de estos hechos.

Verónica Hernández Segura

Durante 2018, en las carreteras federales se reportaron 12,337 incidentes viales, lo que representa un aumento del 7.6% respecto a las cifras registradas en 2017, informa el Anuario Estadístico de Accidentes en Carreteras Federales del Instituto Mexicano del Transporte (IMT).

Estos hechos arrojaron un saldo de 2,994 fallecidos en el lugar de la colisión y 8,761 lesionados; los daños materiales ascendieron a 1,173.56 millones de pesos.

Asimismo, a nivel nacional, se tiene identificada la participación de 20,045 vehículos en los accidentes viales.

Este documento está basado en la información recopilada por la Policía Federal, que vigila la red carretera del país, cuya longitud aproximada es de 50,000 kilómetros.

Causas de los accidentes

El informe más reciente del IMT detalla que el factor humano es la principal raíz de los accidentes en carreteras federales. En 2018, dicho reporte concentró 10,951 causas, que representan el 88.76% del total, siendo la imprudencia o intención de los conductores la más importante subcategoría (2,616); le siguen la invasión de carril (2,077), exceso de velocidad (1,915), no guardar distancia (1,727) y giro indebido (802), entre las más destacadas.

Los problemas del propio camino se colocan como la segunda causa de los incidentes, sumando 2,335 casos y registrando inconvenientes como asfalto mojado, resbaloso, con objetos e irrupción de ganado.

Posteriormente, se ubican los agentes naturales, con 1,405 reportes; entre las razones se encuentran: la presencia de lluvia (887), niebla (148), vientos fuertes (24) y humo (19).

Finalmente, el Instituto Mexicano del Transporte reporta que 1,157 casos fueron provocados por el estado del vehículo. Liderando las subcategorías se encuentran las fallas en neumáticos (475), malas condiciones mecánicas (359), frenos (156), problemas electromecánicos (48) y carga mal sujeta (31).

Sobre la incidencia

La estadística anual revela que la salida del camino es el principal tipo de accidente reportado, con 2,999 casos, que representan el 24.3% del total y arrojan 726 víctimas fatales.

En segundo lugar se coloca la colisión por alcance, con 1,873 casos; le siguen el choque lateral, con 1,799; contra un objeto fijo, 1,556, y contra un usuario vulnerable de la vía –incluyendo motociclistas, peatones, ciclistas y jinetes–, con 1,303 casos.

El IMT también provee datos sobre la incidencia en los estados del país. En este renglón sobresalen Veracruz con 1,222 accidentes, Guanajuato con 671, y Nuevo León con 621. Estas tres entidades agrupan 2,514 hechos en vías federales.

Respecto a las carreteras que registran el mayor número de colisiones, vuelven a ser las mismas que en los últimos años: las autopistas Puebla-Córdoba (338), la México-Querétaro (297) y la Querétaro-San Luis Potosí (271), acumulando 906 colisiones que, en conjunto, dejaron un saldo de 160 personas fallecidas y 510 lesionadas. En segundo lugar, con más de 150 percances, se encuentran las vías Coatzacoalcos-Villahermosa, Arco Norte y Atlacomulco-Zapotlanejo.

Estatus del autotransporte

Si bien los vehículos ligeros –automóviles y pick-ups– representan el 61.32% de los automotores involucrados en los accidentes en carreteras, las unidades pesadas –camiones y autobuses– participaron con el 28.47 por ciento.

A detalle, estuvieron implicados 2,451 camiones articulados, 1,689 camiones unitarios, 953 fulles y 615 autobuses.

Cabe mencionar que los articulados fueron señalados como responsables de 1,702 accidentes, los unitarios de 1,078 y los doble articulados de 630.

En general, el 44.5% del parque vehicular accidentado (8,527) tenía más de 10 años de antigüedad; 2,509 de ellos pertenecían a flota de autotransporte de carga y pasaje. Además, 1,685 de éstos fueron señalados como responsables de los incidentes viales. En este rubro sobresalen los articulados y los unitarios, unidades que detonaron 1,408 accidentes.

De los 20,045 vehículos registrados por el IMT, el Anuario Estadístico revela que 4,240 operadores de camiones y autobuses se vieron involucrados en un accidente en carreteras federales, frente a 7,688 conductores de vehículos ligeros.

Entre los operadores, destaca que 688 tenían entre 31 y 35 años de edad, 657 entre 36 y 40 años, 629 de 26 a 30 años, 624 de 41 a 45 años y 483 de 46 a 50 años; aunque el documento no especifica cuántos de ellos provocaron los hechos.

TyT