A partir del Foro, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) presentó el documento “Acciones para mejorar la seguridad vial del transporte de carga”, basado en las conclusiones y sugerencias realizadas por el Panel de Expertos, ente encargado de diseñar la NOM-012.

Oliverio Pérez Villegas

Estas recomendaciones fueron entregadas a la dependencia el pasado 14 de noviembre y están firmadas por Francisco Javier Carrión Viramontes, del Instituto Mexicano del Transporte (IMT); Angélica del Rocío Lozano Cuevas, del Instituto de Ingeniería de la UNAM; Salvador Montero Aguilar, del Centro Mario Molina; José Rubén Hernández Cid, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y Miguel Guzmán Negrete, del Centro de Experimentación y Seguridad Vial México (CESVI).

Aunque las sugerencias de los especialistas contemplaban 34 puntos, el documento dado a conocer por la Secretaría destaca 17 acciones principales dirigidas a reforzar la seguridad de todas las configuraciones vehiculares y no solo de los fulles.

La SCT señala que es de especial relevancia tomar en cuenta estas observaciones, así como las conclusiones respectivas, ya que es resultado de ocho meses de trabajo por parte de los mismos grupos que ahora participan en el nuevo análisis de la norma.

  1. En configuraciones de doble remolque, establecer el uso obligatorio de sistemas de gobernador de velocidad que  les impidan rebasar los 80 km/h.
  2. Instalar arcos electrónicos en los principales ejes carreteros donde circulen las modalidades del transporte de carga para medir peso, dimensiones y velocidad de vehículos en movimiento.
  3. Otorgar permisos específicos para la circulación de dobles remolques y dotar de placas a los dispositivos de acoplamiento que garanticen las mayores medidas de seguridad.
  4. Implementar sistemas de videovigilancia en autopistas y casetas de peaje.
  5. Aumentar los requisitos para obtener la licencia de conducir un doble remolque.
  6. Garantizar la presencia y vigilancia permanentes de la Policía Federal especializada en las carreteras federales.
  7. Revisar las actuales sanciones por infracciones al Reglamento de Tránsito en las carreteras federales, y adecuarlas conforme al peligro que implican como causales de accidentes.
  8. Establecer módulos permanentes para la inspección del transporte de carga y de sus conductores, con presencia de la Policía Federal y de médicos especializados en el transporte.
  9. Impedir la circulación de las unidades que se encuentren en malas condiciones físico-mecánicas, o con exceso de peso o dimensión.
  10. Revocar definitivamente la licencia de conducir a quienes sean detectados circulando bajo la influencia de drogas o alcohol.
  11. Revisar las causales de revocación de permisos a transportistas y de licencias de conductores, de tal manera que se fortalezca la seguridad vial.
  12. Contar con bitácora obligatoria para los dobles remolques generada por dispositivos de geolocalización, que permita supervisar el cumplimiento del Reglamento de Tránsito y, en su caso, aplicar sanciones.
  13. Certificar las competencias laborales de los operadores.
  14. Implementar un registro nacional de conductores y buró de infractores.
  15. Certificar a los operadores mediante exámenes psicofísicos por parte de terceros especializados.
  16. Establecer una norma que determine las horas máximas de conducción de un operador.
  17. Revisar, por parte de los expertos, si el peso máximo del remolque sencillo es un factor que incida en que sea la configuración con mayor número de accidentes, y verificar de nueva cuenta si el peso máximo permitido del doble remolque –que se redujo de 80 a 75.5 toneladas– es el adecuado en función de la seguridad del transporte o si requiere modificarse.
TyT