blanco
blanco

El triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos ha generado inquietud en los mercados internacionales y ha puesto a temblar particularmente a la moneda mexicana, que inmediatamente después de conocerse los resultados, empezó a desplomarse hasta llegar a los 21 pesos por dólar, y existen especulaciones de que supere los 23.

Oliverio Pérez Villegas

blanco

Ante un escenario en el que im­­­pera la incertidumbre, es re­levante resaltar los factores que dejan ver qué tan importante es la relación entre México y Estados Unidos, tanto por la cercanía, como por el gran volumen de intercambios comerciales.

Y es que entre el famoso muro anunciado por el ahora presidente electo, el bloqueo de remesas y, sobre todo, la cancelación o renegociación del Tra­tado de Libre Comercio (TLC), las pala­bras del magnate podrían distar mucho de convertirse en realidad, no solo por lo complejo de la ecuación, sino porque para Estados Unidos, México representa su tercer socio de negocios.

En 2015, por ejemplo, el comercio bila­teral entre ambos países superó los 531,000 millones de dólares, cifra mayor a la suma del intercambio de Estados Unidos con Japón, Alemania y Corea del Sur (483,000 mdd) en ese mismo año.

Estados Unidos se ha consolidado como el primer socio de negocios de México (concentra el 64% del comercio total y el 80% de sus exportaciones), mientras que nuestro país es el tercero para ellos (14% del intercambio total), luego de China (16%) y Canadá (15.4%).

Las exportaciones de México ascendieron a 296,000 mdd, en tanto que las importaciones sumaron 235,000 mdd. Seis millones de empleos en Estados Unidos dependen del comercio con México.

Y sobre el autotransporte

Diariamente un millón de personas y 437,000 vehículos (ligeros, autobu­ses y transporte de carga) transitan a través de los 58 cruces fronterizos entre ambos países.

Cifras de la Oficina de Censo en Esta­dos Unidos arrojan que el año pasado, la comercialización entre am­bos países sumó un total de 531,118 mi­llones de dólares.

Si bien este dato fue menor que en 2014 (534,484 mdd), la Oficina de Esta­dísticas del Departamento de Trans­por­tación de Estados Unidos (DOT), detalla que las exportaciones e importaciones entre ambos países vía autotransporte cerraron en 376,551 mdd, monto 4.4% mayor que un año antes.

Las mercancías transportadas en camión ocupan la gran mayoría de los distintos medios con un porcentaje de 70.9% contra 14.1% del ferroca­rril, 8.5% del barco, y 3.1% del avión. Cabe destacar que el autotransporte es el medio con mejores resultados en el comparativo entre 2014 y 2015.

Por si fuera poco, México es el principal proveedor de tractocamiones para Estados Unidos y Canadá. El libre co­mer­cio, en este sentido, ha sido la cla­ve para el crecimiento exponencial del autotransporte en los últimos 20 años.

¿La llegada de Donald Trump cambiará el panorama?

El pronóstico es reservado, pero los datos son claros: la relación eco­nómica entre ambos países es sólida y va en tendencia positiva.

blanco
pag-54
blanco
TyT
blanco