El nuevo titular de la DGAF compartió con TyT  los temas de mayor relevancia en el sector a nivel nacional.

Daniela Rodríguez Pelayo

Elim Luviano Heredia, Titular de la Dirección General de  Autotransporte Federal.

Apartir del pasado 27 de junio, la Dirección General del Autotransporte Federal (DGAF) está a cargo de Elim Luviano Heredia, quien tras haberse desempeñado como Director General Adjunto de Normas y Especificaciones Técnicas y de Seguridad durante la gestión de Adrián del Mazo, hoy es el responsable de velar por el fortalecimiento del sector partiendo de cuatro ejes principales: la seguridad vial, la protección a la infraestructura carretera, el cuidado al medio ambiente y la apuesta por la productividad.

En entrevista para TyT, Luviano explicó que la administración a su cargo centra sus esfuerzos en sentar las bases para la adecuada convivencia entre el autotransporte y la sociedad, de tal forma que esta actividad siga representando uno de los principales rubros para la economía del país, sin que ponga en riesgo la seguridad de la ciudadanía y el bienestar del entorno.

A la fecha, son dos los proyectos de norma que guardan mayor relevancia para la DGAF: por un lado, la NOM-012 referente a los pesos y dimensiones de los vehículos de autotransporte y, por el otro, la NOM-087 sobre las horas de conducción, ambas en consulta pública.

Configuraciones más seguras

Este 7 de agosto, precisó, termina la consulta pública a la que está siendo sometida la NOM-012, por lo que a partir de esa fecha, la SCT contará con 45 días para dar respuesta a los comentarios generados acerca de la normativa en cuestión, poniendo especial atención en aquéllos de carácter técnico, que son los que en definitiva, podrían modificarla.

Explicó que ya no habrá fulles diferenciados, pues a partir de la puesta en marcha de la NOM-012, todos los vehículos doblemente articulados que quieran circular deberán contar con un distintivo otorgado por la SCT que avale sus condiciones óptimas de seguridad, entre las que destacan: frenos ABS, sistema de geolocalización, suspensión neumática y gobernadores de velocidad, por mencionar algunos.

La DGAF plantea la necesidad de instalar una ventanilla para que los interesados en acreditar sus dobles remolques, acudan para demostrar la seguridad de cada uno de los componentes de esta configuración, los cuales van desde el tractor hasta el dolly, pasando por el semirremolque y remolque.

En lo que respecta a los dollies, precisó que éstos deberán contar con un número de identificación vehicular y ser fabricados por una empresa reconocida por la Secretaría de Economía, así como reunir los elementos que avalen que se trata de un componente seguro. “La acreditación será un trámite sencillo, pero aquellos fulles que no cumplan, tendrán que salir de circulación u operar en configuración sencilla”, aclaró.

Por su parte, la Policía Federal coadyuvará con la SCT para supervisar que los doblemente articulados que circulen por carretera cuenten con el distintivo en cuestión y promuevan la seguridad en el camino.

Instrumentos de apoyo para el cumplimiento

La instalación de arcos en las carreteras federales es otro de los temas que pronto pondrá en marcha la Dirección a cargo de Elim Luviano, quien especificó que dichos elementos tendrán la misión de supervisar los pesos, dimensiones y velocidad de los vehículos. A la fecha, dijo, ya está bien delimitado el proyecto, el cual se encuentra en espera de la aprobación de los recursos por parte de la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para lanzar la licitación que les permitirá elegir a la empresa proveedora de este servicio. Precisó que para garantizar su viabilidad, se deberá aprobar que la inversión se reparta en diferentes ejercicios fiscales.

Operadores descansados en pro de la seguridad

Aunque la NOM-087 recae directamente en la Dirección  General de Protección y Medicina Preventiva del Transporte, su puesta en operación vendrá a abonar directamente a la seguridad vial, uno de los pilares de la DGAF, por lo que su titular está muy al pendiente  de los comentarios que se generen en la consulta pública.

Conscientes de que es la primera vez que se busca regular las horas de conducción en México, sabe que su implementación tomará tiempo y requerirá varios ajustes sobre la marcha; no obstante, confía en que es una medida atinada para contribuir a reducir los accidentes originados por la fatiga de los operadores, identificada como una de las causas de siniestros en carretera.

Como parte de sus acciones a favor de esta normativa, está gestionar, de la mano de cámaras y autoridades del sector, que a lo largo de la red carretera se habiliten paradores seguros para el descanso de los operadores. Será necesario, mencionó, establecer un listado de aquéllos que reúnan todas las condiciones para ser avalados y, en coordinación con la Policía Federal, reforzar las medidas de seguridad en esos puntos para garantizar la integridad de los conductores, de las unidades y de la carga que transportan. Además, la actuación de dicha institución será determinante para la supervisión del cumplimiento de la norma, mediante la revisión de la bitácora, su concordancia con la carta porte y cualquier indicio de fatiga.

Si bien el Proyecto de Norma establece media hora de descanso por cada cinco de conducción, señaló que habrá tolerancias y un análisis previo de los tramos carreteros para delimitar paradores seguros a lo largo del trayecto. Lo óptimo, añadió, es que la bitácora sea electrónica para evitar alteraciones en su llenado; no obstante, ése podría ser un paso posterior.

Por el cumplimiento de la NOM-068

Respecto a la normativa que vigila las condiciones físico-mecánicas de las unidades, el entrevistado dijo que es determinante para promover la seguridad vial. En su reciente actualización, recordó, la NOM-068 fue homologada a las reglas aplicadas en Estados Unidos y Canadá, las cuales se sujetan a estándares más rigurosos. De manera que a corto plazo, la SCT dará a conocer la convocatoria para las Unidades de Verificación, cuya certificación también atenderá a procesos mucho más estrictos, de tal suerte que solo los vehículos que cumplan a cabalidad reciban la autorización para circular.

En este sentido, están trabajando en robustecer mecanismos de supervisión y operativos de verificación que garanticen la correcta actuación de las Unidades de Verificación en la expedición de certificados.

En coordinación con la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), la SCT cumple con un calendario de visitas para revisar la operación de las Unidades de Verificación, en las cuales se piden los históricos de su actividad, videograbaciones, la captura de las verificaciones realizadas en las 24 horas anteriores y, para solicitar nueva papelería, es necesario que acrediten que previamente expidieron el 90% existente.

Añadió que la apuesta a corto plazo, es concentrar toda la información de las verificaciones en una sola plataforma para que de manera automática, el sistema  indique si el vehículo cumple o no con las condiciones requeridas por la normativa. “El objetivo de estos candados en la operación de las Unidades de Verificación es dejar de lado la simulación y la venta de certificados, sustituyéndolos por un sistema confiable de verificación y monitoreo”, detalló.

Además, la Policía Federal realiza revisiones aleatorias a las unidades y en caso de que éstas estén certificadas pero no cumplan con las condiciones físico-mecánicas óptimas, se iniciará una investigación en la Unidad de Verificación que avaló su circulación.

En los últimos 12 meses, expuso, se ha suspendido la operación en 20 Unidades de Verificación, de las cuales, dos han sido canceladas definitivamente por no poder acreditar las irregularidades en las que incurrieron. “Hay que generar la cultura de cumplimiento, pues en la medida en la que los transportistas, cámaras y asociaciones sepan que estas verificaciones no son una carga adicional, sino un beneficio para su operación, se convencerán de las ventajas que tiene cumplir”, puntualizó.

Se acabaron los primeros 6,000

Las modificaciones al Programa de Chatarrización anunciadas en mayo motivaron que los primeros 6,000 folios disponibles −indistintamente para micro transportistas y empresarios con más de cinco unidades− se hayan agotado. Al respecto, el titular de la DGAF señaló que se dispondrá de 3,000 folios más exclusivamente para el hombre-camión.

Adicional a este estímulo, NAFIN ofrece esquemas de apoyo para los micro empresarios. Tal es el caso del programa Pari Passu, el cual financia hasta el 80% del valor de una unidad. De igual forma, imparte talleres entre los socios de las diferentes cámaras del sector para instruirlos acerca de la administración crediticia y el proceso para adquirir una unidad.

Por otro lado, el Centro Metropolitano de la SCT, con gran afluencia de permisionarios, periódicamente recibe la visita de las armadoras pertenecientes a la ANPACT a fin de dar información acerca de los programas que ofrecen para impulsar la renovación vehicular.

Una ventana a la simplificación

Con el objetivo de agilizar los trámites que se realizan a través de los Centros SCT, la Ventanilla Única se ha convertido en una herramienta para ahorrar tiempo e incluso dinero, pues realizarlos en línea tiene un menor costo. Elim Luviano explicó que a la fecha, el 100% de las gestiones referentes a la licencia ya está disponible por esta vía; de hecho, precisó, al cierre de junio se han realizado 61,000 trámites sobre este tema.

Otro de los procedimientos que ha recibido gran impulso a través de la Ventanilla Única es el de emplacamiento de vehículos utilitarios nuevos, el cual permite que las unidades salgan con placas de la distribuidora. Actualmente, ya están cargados 67 trámites en el sistema, los cuales se irán liberando poco a poco conforme se realicen las pruebas y validaciones pertinentes.

Robo

La delincuencia es uno de los problemas que mayor afectación causan a la operación de las empresas de autotransporte. Al respecto, Elim Luviano explicó que han hecho un llamado a las cámaras y asociaciones del sector para que sus agremiados denuncien todos los robos de los que son objeto, lo que permitirá que las autoridades realicen su labor.

Cuando hay puntos de conflicto bien identificados, la Policía Federal puede adentrarse directamente en ellos para actuar en consecuencia. Adicionalmente, la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) ofrece una serie de recomendaciones para reducir las acciones de riesgo en la operación de las empresas de autotransporte.

En cuanto al uso de huachicol, Luviano fue enfático: “La compra y utilización del diesel robado constituye un delito, por lo que solicitamos a los representantes de las cámaras que se abstengan de realizar estas acciones”.

TyT