Ante la incertidumbre, la mejor alternativa es actuar

Ante la incertidumbre, la mejor alternativa es actuar Se concretó el Brexit, desenlace que un gran número de analistas evaluaba como poco probable. Esta decisión dio como resultado una mayor volatilidad del tipo de cambio, hecho que al sector del autotransporte impacta significativamente, a pesar de los esfuerzos de varias marcas de vehículos pesados por cotizar su oferta en pesos y de otras más por otorgar tipos de cambio preferenciales. En general, los empresarios del autotransporte perciben un ambiente actual de incertidumbre derivado de la situación no solo económica, sino también política y social. La débil e incluso escasa actuación de la autoridad en los bloqueos en carreteras y quema de unidades, demuestra la falta de estado de derecho que prevalece en el país, lo que dificulta significativamente ser eficiente, rentable y productivo. El escenario actual, que puede volverse aún más complejo con el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos –cabe destacar que la mayoría de los analistas señalaba como improbable que Donald Trump lograra la candidatura por el Partido Republicano−, demanda actuar clara y contundentemente para enfrentar esto que puede convertirse en la tormenta perfecta. Lo peor que puede sucederle a una empresa es caer en la parálisis debido al entorno. Definitivamente es mejor actuar, eso sí, contando con información fidedigna y afinando la brújula para la toma de decisiones. Un buen cali­brador de ésta, consiste en un proceso de planeación estratégica, a través del cual se definan los nichos de mercado objetivo, oferta de valor –es decir, por qué van a preferir mis servicios en lugar de los de otros− y sobre todo, los planes de acción operativos y financieros que permitan alcanzar las metas propuestas. Todo lo anterior fortalecido mediante una cultura de innovación que impregne a la empresa. En esta edición presentamos un reportaje sobre planeación estratégica en empresas de autotransporte, el cual, a través de expertos en la materia, brinda consejos prácticos para iniciarla o fortalecerla. No hay duda de que la mayoría de las firmas que perduran y que han superado las innumerables crisis que ha atravesado nuestro país, cuenta con una hoja de ruta sobre las amenazas, debilidades, oportunidades y fortalezas de su compañía. Los momentos de incertidumbre también son útiles para repensar cómo estamos dirigiendo y operando una empresa, y replantear todo lo que no nos permite avanzar. Las épocas adversas son transiciones hacia tiempos mejores, pues no ha existido alguna que se haya quedado para siempre. Los que más se preparan para la tormenta son los que primero salen de ella. La profesionalización del autotransporte en nuestro país es una tarea que no puede esperar más. El hombre-camión cada día se enfrenta a un escenario más adverso, a diferencia del microempresario del autotransporte que coloca a la eficiencia, servicio y seguridad como sus cimientos. Las políticas públicas que ayuden a transformar al sector son indispensables para que és­te sea más productivo y, en su conjunto, sea el verdadero motor que transporta a México. equipo editorial