Jefe de bomberos por imposición de su padre, acerero por herencia y transportista por elección, Edgar Chahín es todo un referente dentro del panorama del autotransporte nacional.

Daniela Rodríguez Pelayo

Edgar Chahín, Presidente de Fletes HESA.

Dedicada a la producción de acero, la familia Chahín detectó la necesidad de contar con una empresa de autotransporte que se hiciera cargo de su logística, así que a principios de los 80, adquirió la compañía que en aquel entonces pertenecía a Raúl Pimentel, quien originalmente se la compró a la familia Hernández Salmerón, apellidos cuyas iniciales conforman el nombre: Fletes HESA.

Si bien el transporte no era una industria que Chahín dominara, supo rodear­se de personas expertas que lo fueron fogueando en este sector, entre ellas, el propio Raúl Pimentel; su suegro, Gus­ta­vo Perdo­mo, y algunos compañeros de la CANACAR como Polo Almanza, Alejan­dro Soto y Refugio Muñoz de Castores entre otros. “El transporte se me metió en la sangre”, reveló.

En entrevista para TyT, recordó que en sus inicios, la empresa contaba con 11 camiones y, a la fecha, suma una flota de 90 tractocamiones y 200 remolques, de los cuales, alrededor del 60% está dedicado a la logística de la acerera ubicada en Orizaba, Veracruz.

Siendo uno de los principales emblemas de su ciudad natal, la planta de la familia Chahín opera con tecnología de punta para la producción de todo el acero que va embebido en el concreto y, a partir de finales de este año, también fabricarán láminas y pronto incursionarán en otros productos de este material.

Por otro lado, el 25% de la flota de Fletes HESA está enfocado en la ope­ración portuaria, la cual abarca la carga y descarga de graneles minerales: chatarra, coque, briqueta y fertilizante. Mien­tras que el 5% restante está destinado a prestar servicio a empresas como FEMSA, Holcim y Kimberly Clark, clien­tes que de acuerdo con su testimonio, demandan un servicio de excelencia.

De cara hacia el futuro, y mediante la conformación de un Consejo de Administración, el directivo tiene la meta de seguir haciendo crecer a la empresa y sumar más clientes a sus filas.

Defensor del doble remolque

Acostumbrado a transportar acero, objetos de grandes dimensiones y a buscar la eficiencia en todas sus operaciones, Edgar Chahín es un férreo defensor del full, pues mientras éste sea diferenciado y reúna las condiciones de seguridad pertinentes, dijo, resulta la mejor opción para realizar menos viajes, tener un menor número de operadores, causar pocos estragos en la infraestructura ca­rretera y velar por la seguridad de todos los que transitan por estas vías.

Señaló que los vehículos doblemente arti­cula­dos han sido satanizados por las auto­ridades, medios de comunicación y so­ciedad. No obstante, él dejó en claro que muchas veces las configuraciones sencillas pueden ser más peligrosas, pues con fre­cuen­cia llevan más peso del permitido y no se someten a los mismos controles que los fulles.

La clave está en la eficiencia

Con el objetivo de mejorar sus costos de operación, el entrevistado está convencido de que la tecnología es un elemento de gran relevancia para promover la eficiencia de su flota. Por este motivo, siempre está en contacto con las armadoras y proveedores de equipo original para conocer sus últimas innovaciones e incorporar aquéllas que le permitan maximizar sus recursos.

Junto con Alex Theissen, a quien considera uno de sus amigos más entrañables, constantemente realiza pruebas en carreteras y pistas para conocer las nuevas tecnologías. Explicó que este proceso resulta de gran relevancia pues su operación, enfocada en cargas de mucho peso, demanda vehículos con condiciones especiales, entre las que destaca la potencia, no en términos de velocidad, sino para impri­mir mayor eficiencia a su labor y ofrecer una mejor frenada.

Aunque por fuera sus camiones se ven igual a los demás, por dentro son muy diferentes. En este sentido, reconoció que la armadora liderada por Flavio Rivera les ha brindado el apoyo necesario para cumplir con sus requerimientos. “Freightliner es la que más se adaptó a nuestras necesidades”. No obstante, sabe que actualmente todas las marcas ofrecen vehículos capaces de responder a sus requerimientos, por lo que no se cierra a ninguna.

Retos del camino

Apasionado del autotransporte y de los temas que en él se desarrollan, Edgar Chahín compartió que la aplicación de la normatividad es uno de los principales retos que enfrenta la industria hoy en día, porque al no hacer valer lo establecido por las autoridades, se da pie a la competencia desleal y a la corrupción.

Agregó que es necesario darle celeridad a la puesta en marcha de la NOM-087 referente a las horas de conducción, ya que si bien es cierto que aún no se cuenta con todas las condiciones que ésta requiere, debe arrancarse y, sobre la marcha, ir corrigiendo todos los puntos que sean perfectibles.

La primera parte, dijo, es la de establecer paraderos seguros y dignos en los que los operadores puedan descansar, darse un baño, comer y despejarse. Será necesario también seguir trabajando en la profesionalización de los conductores y fomentar entre las nuevas generaciones el interés por esta labor para reducir la escasez que existe.

Para que se cumpla cabalmente con las horas de conducción será necesario que la bitácora de registro sea electrónica, de lo contrario, será muy fácil dar información incorrecta que obstaculice el verdadero propósito de esta iniciativa: que los operadores descansen.

En lo concerniente a la NOM-068 de condiciones físico-mecánicas de las unidades y la 012, referente a los pesos y dimensiones, la autorregulación por parte de las empresas es la que en su opinión, podría ser de gran ayuda para que realmente se cumpla lo establecido por las autoridades y puedan erradicarse prácticas de corrupción.

Como iniciativa de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), señaló, se promoverá una certificación para las empresas de autotransporte, la cual garantice que cumplan con las normativas establecidas, de tal forma que solo las que cuenten con ella podrán trabajar para los socios de la ANTP.

Inseguridad

Sin duda el robo al autotransporte es otro de los temas que más afectaciones causa a la operación de las empresas. “La ruta México-Veracruz es una de las peores, por lo que resulta crucial la coordinación con las autoridades para dar solución a esta problemática”, advirtió.

Necesario renovar

Reducir la antigüedad promedio de la flota nacional es otra de las prioridades para el sector en México. Para tal fin, argumentó que es necesario impulsar el esquema de chatarrización, el cual re­pre­senta solo un eslabón en la cadena de un plan sólido de renovación.

En su opinión, para que el hombre-camión pueda hacer un mejor uso del pro­grama actual de destrucción de ve­hículos obsoletos, debe pasar de una chatarra a un camión seminuevo antes de dar el paso a uno nuevo. De esta forma, pagará letras mensuales que no lo pongan contra la pared, como muchas veces le sucede al adquirir uno nuevo.

Con esta medida, la cual les ha permitido a sus permisionarios ir comprando unidades, es posible que los microempresarios vayan creciendo a paso firme y sin endeudarse.

Como parte de las acciones para impulsar la renovación vehicular, insistió en la necesidad de establecer una edad máxima para que las unidades estén en circulación, de lo contrario, la flota seguirá envejeciendo y poniendo en riesgo la seguridad en los caminos.

TyT