Zapatero a sus zapatos y pilotos a sus tractos, que la emoción de los gigantes del asfalto, originarios de Santiago Tianguistenco, desbordó la algarabía en el autódromo guanajuatense.

La capital mundial del zapato se convirtió en epicentro de la velocidad y las emociones, al servir de sede para la quinta fecha de la Nascar Peak México, evento que dejó un saldo positivo para los cientos de leoneses que se dieron cita en el autódromo de la ciudad, y para algunos de los pilotos que bajan de un vehículo para abordar otro y demostrar así su superioridad en todas las carreras en las que participan. Tal es el caso de Homero Richards, del Zapata Racing Team, quien conquistó el segundo puesto en la categoría Nascar y unos minutos más tarde consiguió el tercero en los tractos Freightliner.

Pasadas las dos de la tarde, el ronco rumor del Pace Truck de Freightliner irrumpió en el murmullo de las gradas para anunciar la presencia de los 12 gigantes del asfalto e iniciar así el giro de reconocimiento de la pista.

Desde los primeros minutos, el mandón de la categoría, Abraham Calderón, puso tierra de por medio y se aferró a la primera posición. Rubén Pardo, a bordo del tracto 15, hizo lo propio y buscó mantenerse en la segunda, pero apenas unos metros más atrás, se libró una auténtica batalla por el tercer lugar. Elliot Van Rankin fue el primero en defender ese sitio, pero ejerciendo presión, Homero Richards lo superó. Otro de los más experimentados, César Tiberio Jiménez, piloto de la escudería Difrenosa, también llegó a colarse hasta la tercera posición, pero el Zapata Racing Team se empeñó y terminó relegándolo a la cuarta.

Tras haberse coronado en la categoría Nascar, Michel Jourdain Jr. no pudo repetir la hazaña en los tractos y se quedó con el sexto puesto, atrás de Van Rankin.

Durante las últimas vueltas, el vehículo de Abraham Calderón hizo un extraño giro a la salida de una curva, lo que provocó que Rubén Pardo se le acercara peligrosamente, regalándole a la afición unos minutos finales de gran emoción.

Todo estuvo a punto de cambiar en las últimas vueltas; no obstante, Calderón mantuvo la primera, Pardo se quedó con la segunda y Homero Richards, con una amonestación a cuestas, consiguió la tercera.

Mientras esta batalla se desarrollaba en las pistas, el hospitality de Freightliner se engalanó con la presencia de algunos de los principales clientes de la marca en esta zona del país, entre los que destacaron Tracusa, Tresguerras y Bachoco, quienes fueron recibidos por Flavio Rivera,  directivo que después de hacer acto de presencia en las pistas a lo largo de varias tardes como responsable de la manufactura de los tractos de competencia, en esta ocasión debutó como el nuevo Presidente y Director General de Daimler Vehículos Comerciales México.

Acostumbrado a la emoción y adrenalina de estas jornadas, Luis Vega, Director Comercial de Daimler Vehículos Comerciales México, también estuvo presente para atender a los asistentes y disfrutar el espectáculo.

En los tractos Freightliner , Abraham Calderón ocupó el primer lugar,  Elliot Van Rankin el segundo y Homero Richards el tercero.

Michel Jourdain Jr. y Homero Richards triunfadores en la categoría Nascar.

Directivos de Freightliner en compañía de destacados clientes del Bajío.

TyT