Tras obtener el galardón Tameme 2016 por su proyecto colaborativo, platicamos con Fernando Sabater, Subdirector de Logística Backhaul en Walmart, para que nos contara cómo nació esta iniciativa y cuáles han sido los principales resultados en materia de autotransporte.

Oliverio Pérez Villegas

Fernando Sabater, Subdirector de Logística Backhaul en Walmart.

Trasladar mercancías del punto A al punto B es la forma más sencilla de definir al transporte; hacerlo por carretera nos acerca más al concepto de autotransporte. Si le agregamos factores indispensables como un operador, una ruta y establecemos tiempos de entrega, ya estaremos en el terreno de la logística. Si miramos con lupa cada uno de los pasos que hay entre origen y destino, hallaríamos un universo de posibilidades. De ese tamaño es el reto.

El año pasado, la asociación #SoyLogístico premió a Unilever y a Walmart de México y Centroamérica con el galardón Tameme, distintivo que, entre otros aspectos, reconoce las aportaciones para mejorar la cadena de suministro. Se trata de un proyecto colaborativo de logística inversa.

Fernando Sabater, uno de los principales artífices del proyecto Backhaul, cuenta que si bien esta iniciativa se remonta a 2002, ha sido en los últimos dos años cuando ha ofrecido resultados altamente significativos en materia de eficiencia, economía y sustentabilidad, pues tan solo en 2016 evitaron la emisión de 23,000 toneladas de CO2.

“Se trata de un proyecto de logística inversa, es decir, de pensar e imaginar los procesos de la cadena de suministro desde el punto B al punto A, a fin de que cerremos el círculo de regreso. Hoy, hablar de sustentabilidad ya no es una moda o una tendencia, es una realidad y para muchos, un factor ine­ludible”, explicó.

A pesar de que en México la industria de logística inversa aún es joven, Sabater considera que su potencial es muy grande, ya que desde el primer momento en que se adoptan buenas prácticas, los resultados en cada renglón son evidentes.

¿Cómo funciona?

El objetivo primordial es conseguir que los vehículos viajen cargados de ida y vuelta. Por ejemplo, un camión que sale del Centro de Distribución de Walmart hacia una de sus tiendas, descarga la mercancía y, en lugar de regresar vacío, es cargado con tarimas, cartón, película estirable o plástico.

Todo esto bien puede ser del proveedor o susceptible de ser reciclado, de tal manera que quien lo dejó ahí no tiene que regresar, pues se aprovecha que otro proveedor circulará por la misma ruta y puede devolver estos materiales e, incluso, regresarlos al Centro de Distribución.

Suena fácil, señala el directivo; sin embargo, la planeación de rutas, la gestión de los viajes y las coincidencias en tiempos y entregas hacen de esto un gran reto, ya que la proveeduría de transporte hacia Walmart es muy compleja y no todos los vehículos participan en el Backhaul.

El reto logístico es mayúsculo, toda vez que Walmart cuenta con 19 Centros de Distribución en todo el país, en zonas estratégicas como Guadalajara, Monterrey, Culiacán, Villahermosa, Aguascalientes y, naturalmente, en la Ciudad de México, desde la zona norte hasta la salida a Puebla.

Tan solo con este proyecto, la compañía realiza 9,300 viajes al mes, es decir, 310 recorridos al día. Cerca de 160 empresas de autotransporte le proveen este servicio dedicado. “Hablar de las empresas, los vehículos, las rutas y las mercancías nos lleva a un punto mayor: la colaboración. Ésta es la clave del éxito de Backhaul”.

Profesionalización y crecimiento del autotransporte

La percepción de Walmart sobre el autotransporte mexicano es buena. El nivel de profesionalización y la calidad en el servicio son notables; sin embargo, el entrevistado repara en un dato simbólico: en 2002, la Estadística Básica del Autotransporte Federal registra un parque vehicular de carga de 235,767 unidades, mientras que para 2016 esta cifra es de 443,058, es decir, un crecimiento de 87.9% en 14 años.

Para Walmart en particular, el panorama es diametralmente mayor: su crecimiento entre el año 2000 y 2016 ha sido de más de 900 por ciento. “No es que los avances deban ser iguales, pero mientras los usuarios del transporte sigan requiriendo más camiones, el sector debería estar creciendo para solventar esta demanda”.

A esto se agrega el déficit de operadores en México. Sabater explica que Walmart trabaja de la mano de la Asociación Nacional de Transporte Privado y de la SEMARNAT en el Programa Transporte Limpio, y con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en la autorregulación, a fin de elevar los estándares de servicio.

Sin embargo, aclara, hace falta crear instituciones que fortalezcan al gremio −como escuelas de operadores−, generar más programas de capacitación y sumar a más empresas en los que ya existen.

“Si quieres ir rápido, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Fernando Sabater cita este proverbio africano para consolidar la apuesta de Walmart en su estrategia logística: los esfuerzos de todos generan beneficios en eficiencia, en costos de operación y en eliminar el impacto ambiental.

TyT