El Presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado explica que entre los principales retos para el sector en 2017, destacan la renovación del parque vehicular, los estímulos fiscales ante el alza en el precio de los combustibles, y la no sobrerregulación al transporte de carga.

Ricardo Lira

Alex Theissen, Presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado.

Si bien hasta ahora el Programa de Renovación Vehicular del Gobier­no federal está enfocado en atender a los segmentos del hombre-camión y a las pequeñas flotas, es fundamental ampliarlo, incluso desde su concepto, es decir, desarrollar un esquema de mo­dernización de la flota del transporte. Alex Theissen lo explica así:

“No basta con que esté enfocado en el hombre-camión. Hay que extenderlo a todo el parque vehicular, a flotas de distintos tamaños, incluso privadas. Si el objetivo es modernizar los camiones, se podría generar un esquema de doble paso: empresas que compren nuevos pueden vender sus seminuevos y así crear un círculo virtuoso, en el que todos puedan acceder a la renovación”.

Y agrega: “Si modernizas la flota, consumes menos combustible, pues el vehículo es más eficiente. Ésa, en gran medida, es una propuesta real para hacerle frente al gasolinazo, además de que haces un uso más racional de los combustibles a través de tecnologías más nuevas”.

Cómo mitigar el alza del diesel

A partir de la liberalización del precio de los combustibles, distintos sectores se han manifestado para reprobar una medida, a todas luces, impopular: la ANTP entiende que esta acción haya sido tomada; sin embargo, también alza la voz para que la carga fiscal del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) no impacte súbitamente en el Costo de Operación de sus agremiados y socios estratégicos.

De la mano de las Cámaras de Transporte de Carga y de la de Pasaje y Turismo, la ANTP hizo una solicitud formal a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para que les permitieran acreditar el IEPS no solamente al ISR (cerca del 30%), sino también al IVA, a fin de que pudieran recuperar parte de este impuesto y mitigar la medida.

Aunado a esto, la Asociación hizo una petición para deducir el 100% de las cuotas de las autopistas, ya que se trata de un impuesto que no necesariamente se traduce en mejores vías de comunicación. Argumentó que en otros países no se paga por este servicio, que en muchos casos es de mejor calidad.

Sobre el Reglamento de Tránsito en Nuevo León

A través de la Cámara de la Industria de la Transformación (CAINTRA NL) y junto con la CANACAR, los empresarios afectados siguen en negociaciones con los alcaldes involucrados, ya que si bien están dispuestos a respetar las restricciones de horarios de circulación por caminos específicos, Alex Theissen es categórico al decir: “En lo que no estamos de acuerdo ni los usuarios ni los transportistas y mucho menos la industria, es en que se pretenda cobrar unos permisos para circular por áreas residenciales o por ciertas zonas, porque eso implicaría un costo mayor para las operaciones y no tienen ninguna razón de existir.

“Las empresas ya pagan impuestos sobre sus operaciones, por una licencia federal y una tenencia, de tal manera que ahora pretender cobrar para circular por caminos de 11 municipios de Nuevo León no es factible. ¿Qué pasará cuando al rato se intente replicar esta medida? Sin duda sería insostenible”.

Además, las autoridades no han cumplido en dar a conocer cómo se haría ahora la operación y el registro de los vehículos que circularán por la zona. De tal forma que las negociaciones siguen y tras la finalización de la tregua, los transportistas tienen que cumplir con la ley, aunque su desacuerdo es firme.

Entre la inseguridad y el TLC

Dos de los principales retos a los que se enfrenta el transporte en 2017, son el robo en carreteras y la eventual renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Por un lado, los niveles de inseguridad alcanzados durante el año pasado son más que alarmantes, y por otro, todos los sectores productivos en México están a la expectativa de las nuevas políticas de comercio internacional en Estados Unidos.

Sobre el tema del Tratado, la ANTP está trabajando de la mano de la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN), organismo que representa a las cúpulas empresariales y que estará presente en las negociaciones entre ambos países. El objetivo es muy claro: que el resultado de las pláticas repercuta en tener esquemas de mayor competitividad y eficiencia, particularmente en lo referente a la logística.

Por otro lado, Theissen Long refiere: “Definitivamente tenemos que trabajar junto con las autoridades para mejorar en la prevención y castigo del delito. Seguimos insistiendo en la tipificación del robo al transporte como delito fede­ral. Necesitamos que denunciar sea más fácil y que los responsables paguen las consecuencias de robar camiones y mercancías, es decir, también es un asunto de corrupción

“Es por eso que las pólizas de seguro se han encarecido, ya que si el riesgo aumenta, las aseguradoras tienen que hacer que su negocio siga siendo rentable. No es un problema de las aseguradoras ni de los transportistas, sino, una vez más, es un tema de autoridad y procuración de justicia”.

TyT